Vida sexual activa

vida-sexual-activa
Comparte

La sexualidad es un componente natural del ser humano desde el nacimiento y evoluciona durante las distintas etapas de la vida, ya que, a diferencia de lo que ocurre en los animales, cumple funciones más importantes que la simple cuestión reproductiva. De hecho, en el ser humano los principales objetivos de la sexualidad son brindar placer y establecer una comunicación con otro individuo.

En consecuencia, una sexualidad sana hace parte de la salud integral y el bienestar de todas las personas. No obstante, como el impulso sexual y otros determinantes de la respuesta erótica dependen de numerosos factores, de tipo físico, emocional, social, situacional, de género, etcétera, la intensidad o frecuencia de la actividad sexual exhibe grandes variaciones entre los individuos e incluso, en una misma persona ocurren cambios importantes durante las distintas etapas de la vida.

Es usual que tanto hombres como mujeres experimenten una disminución del interés sexual (líbido), por lo general transitoria, una o varias veces en el transcurso de sus vidas. Al respecto, la más común es la disminución de la líbido en la vejez, la cual puede afectar a un porcentaje variable de las personas mayores de 60 años y obedece, principalmente, a la drástica disminución en la producción de hormonas sexuales debida al envejecimiento.

Ahora bien, durante la vida adulta numerosas condiciones pueden ocasionar una disminución de la líbido, desde enfermedades graves hasta trastornos hormonales, pero de todas ellas, la más frecuente en la actualidad, es el estrés emocional. Otras condiciones comunes que disminuyen el interés sexual en los adultos incluyen:

Debido a la multitud de factores que pueden provocar la disminución o pérdida del interés sexual, es fundamental consultar con un profesional de la salud para recibir la orientación y el tratamiento más adecuados.

Consejos para mantener una vida sexual activa:

A medida que avanza la edad de las personas es normal experimentar cambios, el reto esta en comprender, no sólo los cambios corporales y psicológicos, sino conocer las opciones para ayudar  al cuerpo a sentir placer. 

Para el caso de los hombres la disfunción eréctil podría ser el mayor inconveniente, pero para esto existen medicamentos que pueden ayudar a potencializar la actividad sexual. Es recomendable consultar al médico quien ordenara el tratamiento que se ajuste mejor a las condiciones físicas y clínicas de cada persona.

En las mujeres es común experimentar falta de deseo, resequedad vaginal e incapacidad de tener orgasmos. Para esto también existen tratamientos que estimulan el deseo sexual, el médico recomendará el tratamiento más adecuado que podrá incluir el uso de algunos medicamentos que aumenten el deseo sexual, lubricantes vaginales y ejercicios para detectar y estimular los puntos más sensibles que generan mayor placer. 

Una mente abierta y una conversación sincera y espontánea con la pareja y el médico tratante serán de gran beneficio, reconociendo que el sexo sí se puede vivir de forma placentera con la misma pareja y en diversas etapas de la vida,  acordes al estado físico de cada ser humano.

Léase también:


Fuentes

  1. Sexual disorders and dysfunctions in ALLPSYCH. http://allpsych.com/disorders/sexual/index.html
    2. Sexual dysfunction (Women)/Overview. http://familydoctor.org/familydoctor/en/diseases-conditions/sexual-dysfunction-women.html
    3. Sexual dysfunction Association. http://www.sda.uk.net/
    4. WebMD. Erectile Dysfunction Health Center. www.webmd.com/erectile-dysfunction/default.htm
    5. Erectile dysfunction. Mayo Clinic. www.mayoclinic.com/health/erectile-dysfunction/DS00162
    6. Catherine G. Adamsa; Barbara F. Turner. Journal of Sex Research Reported change in sexuality from young adulthood to old age.Volume 21, Issue 2, 1985.
    7. Estudios Universidad Autónoma de México. Prejuicios y actitudes hacia la sexualidad en la vejez. Psicología y Ciencia Social, año/vol. 8, número 001
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.