Virus más comunes en niños

virus-mas-comunes-en-ninos
Comparte

En época invernal los virus aumentan su circulación, ocasionando un incremento en la incidencia de infecciones respiratorias y gastrointestinales. Como los virus son altamente contagiosos y por lo general permanecen en el organismo entre siete a diez días, son la causa mas frecuente de las enfermedades más comunes en los niños.

Por la gran variedad de virus que existe, no es clara una sintomatología específica para cada tipo de virus, pero en general sí se trata de infecciones respiratorias se presenta con fiebre, dolor de garganta, congestión nasal, malestar general, decaimiento y tos. Sí son infecciones intestinales se manifiesta con diarrea, vómitos y dolores musculares.  

La mayoría de virus se transmite por vía aérea (por la boca) y por contacto directo, quiere decir que cuando las personas estornudan o tosen sin cubrir su boca o pasan sus manos por boca y nariz y luego por objetos inanimados, el virus se propaga fácilmente. Por tal razón los sitios cerrados con poca ventilación o con gran afluencia de personas como colegios, jardines, cines, conciertos, etc. son focos para la transmisión del virus.

Los virus son microoscopicos constituidos principalmente por un núcleo que es capaz de multiplicarse y mutar de manera fácil y violenta cuando se dan las condiciones, por esta razón existen miles de variedades y tipos que producen enfermedades leves, como una gripa o graves como una neumonía con dificultad respiratoria.  

Usualmente cuando existen infecciones de tipo viral no se administra algún tipo de tratamiento farmacológico, salvo casos muy específico; por esta razón la  que se recomienda son cuidados en casa propiciando un ambiente con temperatura normal y una buena hidratación y alimentación.

Virus e infecciones más comunes en la población infanti

Dentro de  los virus más comunes que ocasionan infecciones en niños y constituyen una de las principales causas de la consulta pediátrica se encuentran el adenovirus y el rotavirus; principales causantes de  epidemias, que en muchos casos requieren hospitalización, principalmente en niños menores de dos años:  

Adenovirus: provocan infecciones respiratorias que suelen aparecer en invierno como bronquiolitis, bronquitis o neumonía. También puede manifestarse con síntomas gastrointestinales. No tiene vacuna y la duración de los síntomas es aproximadamente de tres semanas. Su diagnóstico se realiza aislando el virus a través de cultivo o muestra nasofaríngea. Su manejo es sintomático y depende de la severidad del cuadro.

Rotavirus: responsable de la mayoría de diarreas en cualquier época del año. Una de las maneras más efectivas de prevenirlo es la vacunación, la cual se aplica antes de los seis meses de edad. Como este virus se aloja en el intestino y produce diarreas, se recomienda desinfectar las superficies donde se realiza a el cambio de pañal del menor, un buen lavado de manos y doblar bien el pañal o la ropa manchada para no ensuciar superficies de contacto, que puedan contagiar a otros niños.

Virus de la Influenza: Es el virus que provoca la gripa estacional, tiene varios subtipos. Produce un cuadro febril importante de cuatro a cinco días con síntomas gripales. Se recomienda vacunar una vez al año antes de las temporadas de invierno. Es el virus más común (existen más de tipos de 200 virus que la causan), el cual tiene un alta capacidad de sufrir variaciones o mutar, lo que implica la generación de nuevos tipos de virus, para los que el ser humano no tiene protección o anticuerpos, por tal razón cada año se desarrolla una vacuna antigripal (influenza) actualizada frente a los nuevos subtipos de cada año. Estas vacunas tienen una alta efectividad y son muy seguras para la mayoría de la población.

Algunos virus que producen cuadros gripales tienen un comportamiento inofensivo, pero al inflamar la mucosa y la submucosa del pulmón, lo dejan  vulnerable a adquirir otras infecciones de forma simultánea, que puede agravar el cuadro dependiendo de la respuesta inmunológica de cada persona.

Existen otras enfermedades prevalentes en la infancia producidas por otros tipos de virus como:

Virus Sincitial Respiratorio: es un virus muy común que ocasiona síntomas leves similares a los de la gripe, pero en grupos de riesgo o lactantes puede ocasionar síntomas más serios. El virus puede vivir cinco horas en superficie o más horas en pañuelos usados. Los síntomas de dificultad respiratoria incluyen coloración azulosa, tos, aleteo nasal, fiebre, retracción costillas al respirar más rápido y sibilancias.

Virus Herpes Zoster: este virus produce una enfermedad altamente contagiosa conocida como varicela, que se caracteriza por un brote rojizo generalizado, que se convierte en ampollas llenas de agua y finalizan con una costra que si se quita antes de tiempo deja cicatriz. El niño no debe asistir a clases mientras tenga el brote con ampolla ya que es causante de múltiples epidemias en colegios y jardines.

Virus de la Rubéola: regularmente se considera una enfermedad inofensiva, que se caracteriza por un salpullido rojizo generalizado, fiebre y malestar general. El tiempo de incubación para la rubéola es de 2 a 3 semanas y  es contagiosa desde una semana antes, a una semana después de que los síntomas aparezcan.

Virus de las Paperas: es una infección viral que produce inflamación de las glándulas salivares y fiebre. Se transmite a través del contacto con saliva de persona infectada. Existe una vacuna llamada triple viral que protege contra sarampión, paperas y rubéola y se aplica al año de vida con refuerzo a los cinco años.

Prevención y cuidados

Existen varios consejos para prevenir la infección por los virus más prevalentes en la infancia, que debe aplicar todos los miembros de la familia:

  • Lavado de manos con frecuencia, principalmente antes de comer, después de ir al baño, antes de alzar el bebe o saludar a los hijos, después de estar en contacto con superficies muy contaminadas como baños públicos, carritos de supermercados, barandas del transporte público y cajeros automáticos.
  • Restringir visitas de personas con gripa en su casa o evitar el contacto con los niños infectados.
  • Mantener el esquema de vacunas completo y actualizado de acuerdo a la edad.
  • No fumar dentro de la casa o el carro, la exposición al humo de segunda mano aumenta la probabilidad de los niños para contraer enfermedades respiratorias
  • Mantener la habitación de los niños y sus juguetes limpios y desinfectados.
  • Suministrar una alimentación balanceada rica en frutas y verduras, que contienen muchas vitaminas y minerales para fortalecen el sistema inmunitario
  • En los casos en que la fiebre y la diarrea persistan o generen signos de dificultad respiratoria o deshidratación consultar inmediatamente al pediatra.
  • Uso de tapabocas en caso de infección respiratoria en la casa.

Véase también:

Fuentes

  1. Maffey, A. Nuevos Virus Asociados a Infecciones Respiratorias en Niños. Arch. argent. pediatr. v.106 n.4 Buenos Aires jul./ago. 2008 Disponible en http://www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S0325-00752008000400010&script=sci_arttext
  2. Jefferson T, Jones M, Doshi P, Del Mar C. Neuraminidase inhibitors for preventing and treating influenza in healthy adults: systematic review and meta-analysis. BMJ. 2009 Dec 8;339:b5106.
  3. Fiore AE, Fry A, Shay D, et al; Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Antiviral agents for the treatment and chemoprophylaxis of influenza --- recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR Recomm Rep. 2011 Jan 21;60(1):1-24.
  4. Pillaca, L. Enfermedades más comunes en los niños. Septiembre 2009. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001564.htm
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.