Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
| Causas y tratamientos Videos de expertos Artículos relacionados
epoc-mobile.jpg
Pulmones resporatorias

Conoce todo sobre

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

Comparte

El término EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) agrupa las enfermedades pulmonares en las cuales se presenta dificultad respiratoria que se va agravando con el tiempo y puede llevar a la incapacidad y la muerte. Esta enfermedad es más común en adultos mayores fumadores y de raza blanca.
La cantidad de aire que entra en los pulmones se disminuye por pérdida de elasticidad en los bronquios y los alvéolos, destrucción de las paredes de los alvéolos, inflamación de las paredes de los bronquios o por una superproducción de moco que tapona las vías aéreas.

Causas y tratamiento

Causas

La mayoría de los casos de EPOC son producto de la exposición prolongada a irritantes, en especial el humo de cigarrillo, el humo de leña, el polvo y los gases industriales.
En casos muy aislados la EPOC puede deberse a una alteración genética por la cual el individuo tiene una concentración baja de la proteína alfa-1-antitripsina, que es producida por el hígado. Al faltar esta proteína la persona se encuentra más expuesta a sufrir daño pulmonar.


Ver menos
Ver más

Tipos

Los tipos más comunes de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica son el enfisema pulmonar y la bronquitis crónica.

Enfisema pulmonar:

  • los alveolos, sacos que almacenan el aire dentro de los pulmones y en los cuales se da el intercambio de oxígeno y CO2, se dilatan excesivamente por daño de sus paredes. Esto lleva a que el pulmón colapse y no sea posible respirar.
  • Bronquitis crónica: es una inflamación permanente de los bronquios, que son los conductos que transportan el aire hacia los pulmones. En la bronquitis crónica, el moco que se produce en exceso aumenta el estrechamiento de las vías aéreas y la dificultad para respirar.


Ver menos
Ver más

Signos y síntomas

Por tratarse de una enfermedad progresiva, los síntomas de la EPOC no se manifiestan sino hasta que ya el daño del pulmón se encuentra avanzado. Estos pueden variar dependiendo de cuál de los dos pulmones se vea más comprometido, debido a la diferencia de tamaño y volumen que hay entre los dos. Los síntomas comunes de la EPOC incluyen:

  • Dificultad para respirar (disnea): el grado de esta dificultad ayuda al médico a conocer cuan avanzada está la enfermedad. La dificultad respiratoria aumenta con la actividad física.
  • Sibilancias: silbidos o chillidos involuntarios al respirar.
  • Opresión y dolor en el pecho.
  • Tos persistente, con gran cantidad de moco.
  • A medida que la enfermedad avanza puede presentarse:
  • Cianosis: coloración azulada en los labios y los dedos de pies y manos.
  • Inflamación de los pies y las piernas por retención de líquidos.
  • Fatiga ante cualquier tipo de actividad física por leve que esta sea.


Ver menos
Ver más

Tratamiento

El tratamiento de la EPOC incluye medidas generales, tratamiento farmacológico, oxigenoterapia y rehabilitación respiratoria
Las medidas generales para el tratamiento de la EPOC son especialmente efectivas en pacientes con enfermedad leve. Estas incluyen el abandono del tabaco, la vacunación contra la Influenza y el neumococo, y actividad física controlada.

El tratamiento farmacológico se apoya en:

  • Broncodilatadores: pueden ser de acción corta o de acción prolongada como Bromuro de ipratropio, Albuterol, Fenoterol, Formoterol y Salmeterol.
  • Metilxantinas: ayudan a la relajación de los músculos bronquiales, como la teofilina. 
  • Glucocorticoides: reducen el número y frecuencia de las crisis. Entre ellos los más destacados son Fluticasona y Budesonida.
  • Combinación de Glucocorticoides con broncodilatadores: mejoran el funcionamiento de los pulmones, hay un mejor control de los síntomas y reducen la frecuencia de las crisis.
  • Oxigenoterapia: en pacientes en los cuales la enfermedad está muy avanzada y es altamente incapacitante, puede ser necesario el uso de oxígeno durante el ejercicio, durante el sueño o en forma continua (por más de 15 horas al día).
  • Rehabilitación respiratoria: puede hacerse mediante ejercicios dirigidos por un terapeuta respiratorio.


Ver menos
Ver más

Prevención

El simple hecho de no fumar previene la mayoría de casos de EPOC. El control de enfermedades crónicas respiratorias como el asma y la bronquitis previene el desarrollo de esta temible enfermedad. La vacunación es otra forma de prevenir la obstrucción pulmonar, especialmente la bronquitis.
Evite los ambientes contaminados y con humo de leña (asadores y fogones campesinos).

Adicionalmente, se recomienda realizar ejercicio físico todos los días, como mínimo durante 30 minutos, ya que esto ayuda a mejorar el funcionamiento del pulmón. Es importante que el ejercicio se realice en un parque o en sitios en los cuales no haya un contacto directo con polución industrial o vehicular.


Ver menos
Ver más

Bibliografía

1. Medline Plus. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000091.htm. Recuperado en agosto 15 de 2011.
2. Guía de práctica clínica de diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. SEPAR-ALAT, 2009. 47 pp.
3. National Heart, Lung, and Blood Institute. Siete pasos para manejar el enfisema, la bronquitis crónica, y otras enfermedades pulmonares obstructivas crónicas. Health Care Partners. 2003. 11 pp.
4. Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). COPD.http://www.mayoclinic.com/health/copd/DS00916. Recuperado en agosto 15 de 2011.
5.Texas Heart Institute. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). http://texasheart.org/HIC/Topics_Esp/Cond/copd_span.cfm Recuperado en agosto 15 de 2011. 


Ver menos
Ver más
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.