sarampion-mobile.png
Otras condiciones

Conoce todo sobre

Sarampión

Comparte

Sarampión

El sarampión es una infección viral que se contagia fácilmente, siendo  una de las  principales causas de muerte en niños pequeños. A pesar de la efectividad de la vacuna, el número de casos ha ido en aumento en los últimos años, pues algunos padres, en algunas regiones del mundo, tiene la creencia infundada que la vacuna puede causar alteraciones en los menores.

Causas y tratamiento

Causas

El sarampión es causado por un virus altamente contagioso de familia de los paramixovirus que crece en el moco de la nariz, la garganta y los pulmones.
La enfermedad es contagiosa incluso antes que se presente el salpullido característico y el virus puede dispersarse  en el aire al toser, sonarse o hablar. También el virus puede permanecer vivo y activo por varias horas sobre las superficies con las que ha tenido contacto el portador.


Ver menos
Ver más

Signos y síntomas

Los síntomas aparecen cerca de dos semanas después de haber estado expuesto al virus, e incluyen:
   
Erupción cutánea (brote) que inicia en la cabeza y desciende hacia el resto del cuerpo.

  • Picazón.
  • Fiebre.
  • Tos seca.
  • Ojos rojos.
  • Producción excesiva de moco.
  • Dolor de garganta.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Dolor muscular.


Ver menos
Ver más

Tratamiento

Una vez se ha adquirido la enfermedad, es poco lo que se puede hacer para curarla; en todo caso es mejor prevenirla por medio de la vacunación. En caso de personas que pueden estar en riesgo de contraer la enfermedad puede hacerse una inmunización con globulinas o por medio de la vacuna en las 72 horas posteriores a la exposición.

En personas con la enfermedad activa, el tratamiento incluye:

  • Antipiréticos: Acetaminofén, Ibuprofeno o Naproxeno para reducir la fiebre.
  • Antibióticos: El sarampión debilita el organismo y facilita el desarrollo de algunas  infecciones bacterianas como la neumonía y la otitis; solo en estos casos el medico prescribirá los antibióticos indicados.
  • Vitamina A: Reduce la severidad de la enfermedad.


Ver menos
Ver más

Prevención

La mejor forma de prevenir el sarampión es la vacuna triple viral; esta protege contra el sarampión, la rubeola y las paperas y se suministra a los niños en dos dosis; la primera, entre los 12 y 15 meses de edad; y la segunda, entre los 4 y 6 años.

Los adultos que no han recibido la vacuna también deben ser vacunados. En caso de tratarse de mujeres embarazadas, debe practicase un examen de laboratorio para determinar si son inmunes o deben recibir la vacuna.Este procedimiento se realiza como parte del plan de atención de la mujer embarazada.

Para evitar el contagio es necesario que el paciente que desarrolla sarampión permanezca aislado. La enfermedad es contagiosa desde los  cuatro días anteriores a la aparición de los síntomas, hasta cuatro días después de desarrollar el brote en la piel; durante ese periodo debe evitar el contacto con otras personas.

Consulte con el médico.


Ver menos
Ver más

Bibliografía

1. Kaneshiro NK, Zieve D. Vacuna triple viral. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002026.htm. Recuperado Septiembre 8 de 2011.
2. Kaneshiro NK, Zieve D. Sarampión.http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001569.htm. Recuperado Septiembre 8 de 2011.
3. Organización Mundial de la Salud. Sarampión. Nota descriptiva Nº 286. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs286/es/index.html. Recuperado Septiembre 8 de 2011.


Ver menos
Ver más
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.