Ácido ibandrónico y osteoporosis

acido-ibandronico-y-osteoporosis
Comparte

La osteoporosis es la pérdida de masa ósea debido a la disminución en los niveles de estrógeno, por lo que suele presentarse especialmente en mujeres que han entrado en la etapa menopáusica. Los bifosfonatos son un grupo de medicamentos que se usan para tratar esta condición. El ácido ibandrónico es uno de ellos.

Estrógenos y corticoesteroides

La pérdida de masa ósea en la menopausia suele causar fracturas que no sólo son dolorosas sino que pueden poner en riesgo la vida de la mujer. En ocasiones tratamientos prolongados a base de corticosteroides, que tienen como objetivo mejorar otra condición de salud, pueden desencadenar este problema.

Oral o intravenoso

El ácido ibandrónico puede ser consumido en cápsulas o a través de inyecciones intravenosas. La decisión de cual vía de administración usar depende de varios factores:

  • Adherencia al tratamiento: este medicamento produce efectos secundarios intestinales que suelen hacer desistir a algunas mujeres de su uso, por eso a veces se prefiere la vía inyectada.
  • Nivel de pérdida de la masa ósea: si el tejido que compone el hueso se ha deteriorado hasta un punto donde las fracturas son muy probables se preferirá la vía oral, debido a que así se obtiene un mayor beneficio del medicamento. Entre el 40% y el 50% del componente activo se fijará a las células que forman los huesos, a diferencia de lo que ocurre con las inyecciones.

Abordaje integral

Es frecuente escuchar recomendaciones que giran en torno al consumo de calcio y vitamina D para prevenir la osteoporosis, que también aplican para el tratamiento de esta condición.  

Los mejores resultados conseguidos con el ácido ibandrónico están acompañados de programas que incluyen los componentes mencionados arriba – calcio y vitamina D -, de este modo se evita una pérdida acelerada de masa ósea y se disminuye el riesgo de sufrir fracturas en las piernas, la cadera o las muñecas; algunos de los lugares que más sufren con la osteoporosis.

Otras medidas

Realizar actividades físicas es relevante para el tratamiento de la osteoporosis. Hacer ejercicios de resistencia o en busca de wellness (bienestar de mente, cuerpo y espíritu) tendrá un impacto positivo, entendiendo como tal el aumento de la densidad ósea. Algunos ejemplos de ellos son caminar, nadar o practicar tai-chi.

Véase también:

Bibliografía:

  1. Intermittent Bisphosphonate Therapy in Postmenopausal Osteoporosis: Progress to Date By: Reginster, Jean-Yves; Malaise, Olivier; Neuprez, Audrey; Jouret, Victor-Emmanuel; Close, Pierre. Drugs & Aging, 2007, Vol. 24 Issue 5, p351-359
  2. Ibandronate in Benign Bone Disease.Texto completo disponible By: Winzenberg, Tania; Jones, raeme. Reviews on Recent Clinical Trials, May2008, Vol. 3 Issue 2, p139-149
  3. Inpharma Weekly; 1/26/2008, Issue 1622, p15
  4. Exercise and Bone Mass in Adults By: Guadalupe-Grau, Amelia; Fuentes, Teresa; Guerra, Borja; Calbet, Jose A. L.. Sports Medicine, 2009, Vol. 39 Issue 6, p439-468

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.