Cómo ayudar a reducir el colesterol

como-ayudar-a-reducir-el-colesterol
Comparte

El aumento del colesterol en la sangre (hipercolesterolemia) afecta a millones de personas en todo el mundo y está asociado a la aparición de enfermedades cardiovasculares graves como el infarto cardiaco agudo, la angina de pecho y la trombosis cerebral.

El problema es que el exceso de colesterol sanguíneo se acumula en las paredes de las arterias, acelerando la formación de placas duras (ateromas), que disminuyen progresivamente el paso de la sangre y las arterias más afectadas son aquellas que llevan sangre al cerebro y al corazón.

Aunque la hipercolesterolemia puede deberse a muchas causas, entre ellas la predisposición genética (hipercolesterolemia familiar), en la mayoría de ocasiones aparece como resultado del excesivo contenido de grasas en la alimentación, especialmente de ciertas grasas denominadas saturadas, monosaturadas y grasas trans, presentes en muchos alimentos procesados.

Por eso, la medida más efectiva para reducir el colesterol en la sangre consiste en una dieta balanceada y saludable, complementada con la práctica periódica de ejercicio.

Una alimentación sana es aquella que incluye un bajo contenido de grasas de origen animal (como la manteca), así como un predominio de grasas de origen vegetal (aceite de oliva, aceite de canola) y de ácidos grasos omega 3 y 6, los cuales están presentes principalmente en pescados por ejemplo.

Además, como el organismo tiende a convertir el exceso de carbohidratos en grasa, la cual se acumula en forma de tejido adiposo y puede pasar a la sangre, es conveniente reducir la cantidad de harinas y azúcares en la alimentación, sustituir el azúcar refinada (blanca) por azúcar morena u otro tipo de endulzantes, preferir las harinas integrales y consumir una buena cantidad de frutas, verduras y pescado (rico en ácidos grasos omega 3 y 6).

El ejercicio es fundamental porque ayuda a mantener un peso corporal adecuado y previene la acumulación de grasas en el organismo ya que aumenta el gasto de calorías. Para obtener los mayores beneficios del ejercicio se recomienda practicarlo con regularidad, o sea, por 20 a 40 minutos, dos a tres veces por semana. No es necesario un ejercicio exhaustivo y actividades como trotar, patinar, correr o simplemente caminar son apropiadas.

Además, si la dieta y el ejercicio no son suficientes para normalizar los niveles de colesterol en la sangre, es necesario tomar algunos medicamentos por vía oral, llamados hipolipemiantes, como lovastatina, simvastatina, rosuvastatina, atorvastatina, genfibrozilo o ezetimiba.

Léase también:


Fuentes Consultadas:

  1. Sjouke B, Kusters DM, Kastelein JJ, Hovingh GK. Familial hypercholesterolemia: present and future management. Curr Cardiol Rep. 2011; 13: 527-36.
    2. Clifton P, Colquhoun D, Hewat C, et al. Dietary intervention to lower serum cholesterol. Aust Fam Physician. 2009; 38: 424-9.
    3. Kumar A, Cannon CP. Acute coronary syndromes: Diagnosis and management, part II. Mayo Clin Proc 2009; 84: 1021-36.
    4. Fox KA. Management of acute coronary syndromes: an update. Heart 2004; 90: 698-706.
    5. Lim S, Despres JP, Koh KK. Prevention of atherosclerosis in overweight/obese patients. - In need of novel multi-targeted approaches. Circ 2011; 75: 1019-27.
    6. Hainer V, Toplak H, Mitrakou A. Treatment modalities of obesity. Diabetes Care 2008; 31 (Suppl 2): S269-77.


Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.