¿Cuál es el mejor tratamiento para la hipertrigliceridemia?

hipertrigliceridemia-tratmiento-mes-xxvi
Comparte

Los triglicéridos son un tipo de grasa que se almacena en las células del cuerpo, a manera de reserva. Si los niveles son muy altos, se habla de hipertrigliceridemia. 

Esta afección, que afecta a un 33% de los estadounidenses, incrementa las probabilidades de sufrir complicaciones cardiovasculares como infarto cardíaco, infarto cerebral y derrame cerebral. 

Además, quienes padecen hipertrigliceridemia suelen tener otros lípidos elevados —no solo los triglicéridos—, como el colesterol.

¿Qué puede ocasionar la hipertrigliceridemia?

La hipertrigliceridemia pude ser el resultado de una alteración genética o de una dieta inadecuada; el consumo de alimentos ricos en grasa y calorías, así como la ingesta de alcohol, aumenta los valores de triglicéridos, colesterol y otras grasas. Salvo en casos muy extremos, la hipertrigliceridemia no presenta síntomas ni signos. 

El diagnóstico se basa en una prueba de sangre llamada perfil lipídico (que mide los niveles de las grasas en el organismo) y la terapia radica en hábitos de vida saludables —llevar una dieta balanceada, realizar actividad física y no fumar ni consumir alcohol en exceso— y la administración de medicamentos como la niacina, los fibratos, los suplementos de omega 3 y las estatinas. 

Si bien las estatinas son el tratamiento de elección para la hipertrigliceridemia, es posible que estos fármacos no sean suficientes para disminuir el riesgo de complicaciones cardiovasculares; por esta razón, múltiples guías de manejo recomiendan la adición de niacina, fibratos o suplementos de omega 3 si las grasas permanecen elevadas a pesar de las estatinas.

Un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos evaluó el impacto de la niacina, los fibratos y los suplementos de omega 3 en el perfil lipídico y las complicaciones cardiovasculares de los pacientes con hipertrigliceridemia. 

La investigación también evaluó los efectos adversos y las interacciones medicamentosas asociadas a estos agentes pues, aunque han demostrado ser eficaces en reducir los triglicéridos, varían en cuanto a sus perfiles de riesgo-beneficio.

El estudio consistió en la revisión exhaustiva de la literatura científica para identificar las investigaciones efectuadas al respecto y llegar a conclusiones a partir de ellas. 

El análisis de la evidencia le permitió a los autores concluir que los suplementos de omega 3 son una alternativa efectiva,
segura y bien tolerada a la niacina y los fibratos; sin embargo, se requieren estudios a mayor escala que tasen sus consecuencias cardiovasculares en pacientes con hipertrigliceridemia.

Véase también:

Alarmantes datos sobre el colesterol, un enemigo oculto
Ejercicios y alimentos que ayudan a bajar el colesterol
Revisión sobre colesterol alto en niños y adolescentes
Cambio de hábitos en la prevención de las enfermedades cardiovasculares
Qué son y por qué se elevan los triglicéridos
Colesterol

Referencias bibliográficas

  1. Ito MK. Long-chain omega-3 fatty acids, fibrates and niacin as therapeutic options in the treatment of hypertriglyceridemia: A review of the literature. Atherosclerosis. 2015 Oct;242(2):647-56.

    Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Octubre 28 de 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.