La primera visita al odontólogo

la-primera-visita-al-odontologo
Comparte

La recomendación actual de la Academia Americana de Odontología Pediátrica es llevar a los pequeños al primer control odontológico al cumplir el primer año de edad, esto con el fin de realizar una adecuada revisión y establecer medidas preventivas en caso de observar algún tipo de problema relacionado con la primera dentición.


Anteriormente se esperaba a realizar la primera revisión dental cuando la dentadura de leche, compuesta por 20 dientes, estuviera completa, sin embargo en muchos niños ya se encontraban caries y otro tipo de problemas que detectados a tiempo tienen un mejor pronóstico y la opción de un adecuado manejo.

La primera experiencia

La primera visita al odontólogo es toda una experiencia tanto para el pequeño, como para los padres quienes deben tener en cuenta varios aspectos importantes para dar inicio al proceso, estos aspectos incluyen:

  • Seleccionar un especialista en odontología entrenado para atender niños.
  • Trasmitir confianza y seguridad al pequeño; es muy probable que en la primera visita el menor sienta temor, por esto es importante prepararlo con anticipación,  contándole sobre la visita y revisando sus dientes y boca, de esta forma se sentirá relacionado con el tema y tendrá mayor confianza.
  • Hacer de esto un juego contando sus dientes y mostrándole en un espejo su boquita, así se podrá familiarizar con la situación que vivirá.
  • Es más recomendable asistir en las primeras horas de la mañana, cuando el niño ha descansado y está más tranquilo.
  • En caso de tener hermanos mayores que acudan al odontólogo, es aconsejable llevar al bebé a cita del hermano, así se podrá habituar al entorno.

En esta primera evaluación en especialista revisará los dientes y encías para elaborar la historia dental y evaluará los hábitos de limpieza e higiene así como la presencia de caries del biberón y otros posibles problemas como mordida cruzada, abierta o alteraciones en el crecimiento. En caso de detectar algún problema se podrá iniciar un tratamiento oportuno.

Cuando sea necesario realizar intervenciones invasivas, como extracciones de piezas o procedimientos largos, es muy posible que el pequeño se torne irritable y desee llorar debido al estrés que provoca esta situación, en estos casos es fundamental acompañarlo durante el procedimiento para calmarlo y transmitirle confianza, de esta forma disminuirá el impacto negativo de la experiencia que será clave para que no se indisponga para futuras visitas.

Tras la primera revisión, si todo se encuentra en orden, los controles se deben realizar mínimo una vez al año, sin embargo en caso de detectar algún tipo de alteración o dolor se debe acudir de inmediato.

Cuidados de los dientes

La buena higiene oral es la base para evitar problemas futuros, por esta razón se recomienda a los padres realizar limpieza de las encías del bebé aunque no haya brotado el primer diente, esto se puede hacer con gasas humedecidas que se deben pasar cuidadosamente dentro de la boca del bebé después de cada toma de leche materna o biberón el cual no se debe dejar por tiempo prolongado en la boca ya que el contacto con los azúcares de la leche predispone la aparición de caries.

Cuando comience la dentición, es conveniente utilizar un cepillo pequeño de cerdas muy suaves, pero sin utilizar dentífricos antes de los 2 años. A partir de entonces, se puede utilizar una pequeña cantidad, siempre y cuando esté especialmente indicada para niños, es decir, con bajo contenido en flúor.

Tener el hábito de examinar regularmente los dientes del bebé es muy conveniente ya que se pueden detectar manchas o puntos en los dientes, que indican que algo anormal puede estar pasando y se debe consultar con el especialista.

Léase también:

Fuentes

  1. The American Academy of Pediatric Dentistry (AAPD). http://digital.ipcprintservices.com/publication/?m=17242&l=1
  2. Handbook of Pediatric Dentistry, 4th Edition
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.