Mudando el primer diente

mudando-el-primer-diente
Comparte

La caída del primer diente se convierte generalmente en un acontecimiento importante en la vida del niño y de la familia ya que representa la superación de una etapa y el comienzo de otra en la vida del menor.
Sin embargo para algunos niños esto puede generar sentimientos diversos, pues de un lado se pueden sentir felices porque piensan que se están haciendo mayores, pero de otra parte se pueden sentir diferentes e infelices por el cambios de aspecto físico y la dentadura incompleta.

Esto sucede generalmente a los 5 o 6 años y se debe prestar especial atención ya que la sustitución de los dientes de leche por los que van a ser definitivos, implica una seria responsabilidad con el adecuado mantenimiento de estos, por parte del menor y sus padres.

Es usual, de acuerdo con una costumbre que se ha internacionalizado, dejar los dientes debajo de la almohada para que sean recogidos por el famoso “ratón Pérez” sin embargo, lo primero en lo que deben fijarse los padres es que las piezas iniciales correspondan a los incisivos centrales inferiores y luego a los superiores; si esto no sucede  entonces conviene hacer una visita al odontólogo pediatra.

Lo que ocurre en ocasiones, aunque es poco habitual, es que la pérdida precoz de piezas diferentes a las mencionadas podría modificar la posición de los demás dientes, algo que el especialista puede solucionar fácilmente colocando al niño uno o varios “mantenedores de espacio”, objetos sencillos que no producen ninguna molestia.

Cuidados Especiales

Una vez que se pierde el primer diente se debe insistir a los pequeños en los siguientes cuidados:

  • No deben tocarse la pequeña herida con las manos sucias ya que es el modo más eficaz de prevenir infecciones.
  • Deben dejar que el diente nuevo crezca sin tocarlo ni moverlo para evitar que las piezas nuevas se muevan de su sitio, permitiendo que se produzca la erupción dentaria definitiva y los dientes permanentes terminen de situarse en su lugar definitivo, dentro del hueso.
  • Reforzar los hábitos de higiene y cuidado bucal ya que deben lavarse muy bien los dientes después de cada comida, especialmente luego de la cena. La limpieza se debe realizar con un cepillo de cerdas suaves y un dentífrico infantil.
  • Evitar el consumo de alimentos dulces.
  • Evitar alimentos de contextura dura.
  • Explicar al niño que este es un proceso normal que le ha sucedido a todos los seres humanos cuando tenían su edad.

Los dientes permanentes que van brotando son más grandes que los de leche y requieren mayor espacio, en general tienden a colocarse correctamente en la medida en que se desarrolla el hueso maxilofacial, pero en ocasiones, cuando la alineación dental no es buena, el diente definitivo sale al lado del diente de leche y no debajo de él, lo que hace que se forme una doble fila de dientes, en ese caso se debe visitar al odontólogo pediatra de forma urgente, para que anticipe la caída del diente de leche, de lo contrario se corre el riesgo que cuando el diente definitivo esté buscando su espacio  se desplace ocupando el lugar vacío.

El tiempo de caída de los 20 dientes de leche es diferente en cada niño ya que se presentan variaciones genéticas o de otro tipo.

El Ratón Pérez

Una hermosa ilusión que ha ayudado a padres e hijos a disfrutar de esta etapa de cambio desde 1894, es la llegada del ratón Pérez.

El padre Luis Coloma publicó es ese año la historia del “ratón Pérez”, desde entonces la tradición indica que al colocarle el diente a este simpático roedor debajo de la almohada, el niño dormirá plácido y lleno de ilusión en espera del regalo que le traerá a cambio.

La pérdida de los dientes se convierte muy pronto en algo positivo ante la magia que produce la misteriosa llegada de este increíble ratón.

Véase también:

Fuentes

  1. http://www.guiainfantil.com/salud/dientes/caida.htm
  2. http://espanol.babycenter.com/a15600259/el-ratoncito-p%C3%A9rez-una-tradici%C3%B3n-para-la-ca%C3%ADda-de-los-dientes
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.