¿Los niveles de triglicéridos elevados en el embarazo pueden contribuir a que los bebés salgan más grandes?

hipertrigliceridemia---01-12-2016
Comparte

El embarazo es un periodo en el que tanto la mujer como el bebé deben mantenerse saludables y para ello, se le recomienda a la madre asistir a controles prenatales todos los meses. Estos controles incluyen una valoración del estado de salud de ambos y recomendaciones generales para llevar un embarazo sano. Desafortunadamente, hay complicaciones, condiciones y enfermedades que se presentan durante este periodo, como tener los triglicéridos altos, que no siempre se pueden prevenir y que puede afectar varios aspectos del embarazo.
Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre y son esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Cuando se consumen alimentos, el cuerpo convierte las calorías que no se usan en triglicéridos y los almacena en las células de la grasa, conocidos como adipocitos.

Existen diferentes factores que pueden aumentar los niveles de triglicéridos en la sangre, como el sobrepeso, el sedentarismo, el consumo de cigarrillo, el consumo excesivo de alcohol, una dieta muy alta en calorías y carbohidratos, algunas condiciones genéticas, enfermedades y medicamentos.

Los niveles de triglicéridos se pueden disminuir con una combinación de pérdida de peso, dieta y ejercicio, y en algunos casos se recomiendan medicamentos para disminuirlos. Los niveles altos de triglicéridos, o la hipertrigliceridemia, aumenta el riesgo de diferentes enfermedades como las que afectan el corazón y los vasos sanguíneos, la pancreatitis, entre otros (para conocer más acerca de los triglicéridos y la hipertrigliceridemia, haga clic aquí).

Precisamente, en un estudio publicado en la prestigiosa revista Obesity, se estudió el vínculo en las mujeres que tenían sobrepeso u obesidad, hipertrigliceridemia y diabetes gestacional, y una complicación en la que los bebés nacen muy grandes para la edad gestacional (macrosomía).

Para ello, los investigadores estudiaron los niveles de triglicéridos en 279 mujeres embarazadas con diabetes gestacional que tenían su enfermedad adecuadamente controlada.

La diabetes gestacional (por sus siglas en inglés) se define como la intolerancia a la glucosa (el azúcar alto en la sangre) diagnosticada por primera vez durante el embarazo. La diabetes gestacional constituye un riesgo importante para que los recién nacidos sean muy grandes para la edad gestacional y como tal se considera una complicación inmediata de la diabetes gestacional que trae complicaciones maternas y fetales. Por ejemplo, los sangrados en el periodo postparto, las complicaciones si se requiere anestesia y la formación de coágulos en la mamá. En el recién nacido se presentan daños de los nervios, mayor riesgo de fracturas de la clavícula y dificultad para respirar.

Los investigadores concluyeron que los niveles de triglicéridos de la mamá podrían ser en parte responsables de la macrosomía.

Este hallazgo resulta sumamente importante porque en el pasado, a pesar de que las mujeres tenían bien controlada su diabetes, los bebés seguían con riesgo de salir grandes para la edad gestacional. Con los resultados de esta investigación, tanto las mujeres embarazadas como los médicos sabrán que además de la diabetes, se deben controlar los niveles de triglicéridos.

Fuentes

  1. Olmos, P. R., Rigotti, A., Busso, D., Berkowitz, L., Santos, J. L., Borzone, G. R., ... & Samith, B. (2014). Maternal hypertriglyceridemia: A link between maternal overweight‐obesity and macrosomia in gestational diabetes. Obesity, 22(10), 2156-2163.

Por:Redacción Salud, Editores Académicos SAS, septiembre 15 de 2016.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.