anemia-mobile.png
Sangre

Conoce todo sobre

Anemia

Comparte

La anemia es una enfermedad que se presentan cuando la cantidad de glóbulos rojos, presentes en la sangre, es menor de lo normal o cuando estos no contienen suficiente cantidad de hemoglobina.

La hemoglobina es una proteína que circula en la sangre, tiene la capacidad de unirse al oxígeno  (gracias al átomo de hierro que contiene) y transportarlo a los diferentes tejidos del cuerpo. Su contenido de hierro le da el  color rojo característico a la sangre. Cuando lleva el oxígeno, su color rojo es encendido y, entonces, se trata de sangre arterial; por el contrario, si no está unida al oxígeno, su color es rojo oscuro, característico de la sangre que circula por las venas.

Causas y tratamiento

Tipos

Los tipos más comunes de anemia incluyen:

  • Anemia ferropénica: también conocida como anemia por deficiencia de hierro. En este tipo de anemia, el organismo tiene insuficiente provisión de hierro y no logra producir suficiente cantidad de hemoglobina.
  • Anemia falciforme o perniciosa: en este tipo, la hemoglobina se agrupa en forma de  tiras y los glóbulos rojos adquieren una forma de medialuna, que provoca que se destruyan de forma prematura. Este tipo de anemia es más frecuente en personas con descendencia africana.
  • Talasemia: se caracteriza por la presencia de glóbulos rojos con anomalías y ciclo de vida reducido. Puede ser de tipo mayor o anemia de Cooley,, en la cual los glóbulos rojos se destruyen muy rápidamente y el hierro se deposita en la piel y los órganos internos; o de tipo menor, siendo una enfermedad muy leve.
  • Anemia por deficiencia de folato: cuando no hay suficiente vitamina B en la sangre.
  • Anemia megaloblástica: se da cuando la médula ósea produce glóbulos rojos demasiado grandes y su contenido interno no está completamente desarrollado.
  • Anemia hemolítica: son todas aquellas en las que los glóbulos rojos se destruyen antes de completar su ciclo de vida.
  • Anemias secundarias: se trata de un tipo de anemia que se presenta como resultado  de algunas enfermedades crónicas, como el cáncer, el SIDA, la artritis reumatoide o la falla renal.


Ver menos
Ver más

Causas

Hay muchos factores que pueden producir anemia, pero, en general, se debe a tres razones:

  • Destrucción de los glóbulos rojos: como todas las células del organismo, los glóbulos rojos cumplen un ciclo de vida, que en promedio es de 120 días. Sin embargo, existen situaciones en las que estos glóbulos mueren en forma prematura y el cuerpo no alcanza a producir suficiente cantidad para remplazarlos. Esto puede ocurrir  como producto de infecciones, como respuesta a algunos medicamentos o por un funcionamiento anormal del sistema inmunológico.
  • Pérdida de sangre: cuando hay hemorragias grandes o cuando el individuo tiene problemas de coagulación, la pérdida de sangre puede causar anemia.
  • Producción inadecuada de glóbulos rojos: en ocasiones, la médula ósea, lugar donde se producen las células sanguíneas, no logra producir suficientes glóbulos rojos, o los que produce son defectuosos y su ciclo de vida es más corto, provocando anemia.


Ver menos
Ver más

Signos y síntomas

Cuando un individuo sufre de anemia puede experimentar uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Sensación de cansancio y debilidad: es el síntoma más frecuente de la enfermedad.
  • Dificultad respiratoria.
  • Mareo.
  • Cefalea.
  • Manos y pies fríos.
  • Palidez.
  • Dolor en el pecho.
  • Taquicardia: se presenta en casos graves y responde al esfuerzo extra que tiene que hacer el corazón para llevar suficiente sangre oxigenada a todo el organismo.


Ver menos
Ver más

Tratamiento

El tratamiento de la anemia puede variar de acuerdo al tipo de enfermedad que presente el individuo y debe ser decidido por un especialista. Algunas de las opciones incluyen:

  • Cambios en la dieta: incluir ciertos tipos de alimentos ricos en hierro y vitamina B.
  • Transfusión sanguínea: en algunas anemias graves, es necesario proveer al paciente con sangre de donantes sanos.
  • Trasplante de médula ósea: es una de las opciones más complejas, por la dificultad para encontrar donantes compatibles.
  • Suplementos vitamínicos de hierro y de ácido fólico: cuando se presentan anemias por deficiencias vitamínicas o de hierro.
  • Analgésicos: algunos tipos de anemia se pueden acompañar de dolor.
  • Hidroxiurea: este medicamento, que se utiliza para el tratamiento de cáncer, ha demostrado ser efectivo en ciertos tipos de anemia.


Ver menos
Ver más

Prevención

Por ser causadas, en su mayoría, por deficiencia de hierro en el organismo, la mejor manera de prevenirla es con una alimentación adecuada, rica en hierro y vitaminas:

  • Carnes, legumbres, cereales, frutos secos y vegetales de color verde oscuro son ricos en hierro.
  • Los cítricos, el banano, los vegetales de color verde oscuro, como la espinaca, y las harinas fortificadas son ricos en ácido fólico.
  • Carne y lácteos son ricos en vitamina B.
  • El Melón, los frutos rojos y los cítricos, son ricos en vitamina C,; que ayuda a que el organismo absorba el hierro de forma más eficientemente.

Consulte con el médico.


Ver menos
Ver más

Bibliografía

1. National Heart, Lung and Blood Institute. ¿Qué es la anemia? http://www.nhlbi.nih.gov/health-spanish/health-topics/temas/anemia/. Recuperado en  septiembre 6 de 2011.
2. American Society of Hematology. Anemia. http://www.hematology.org/Patients/Blood-Disorders/Anemia/5225.aspx. Recuperado en septiembre 6 de 2011.
3. Fundación Neumors. Anemia. http://kidshealth.org/parent/en_espanol/medicos/anemia_esp_1.html#a_Tratamiento_de_la_anemia. Recuperado en septiembre 6 de 2011.
4. Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER).Anemia. http://www.mayoclinic.com/health/anemia/DS00321.Recuperado en septiembre 6 de 2011.



Ver menos
Ver más
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.