dislipidemia-mobile.jpg
Metabólicas

Causas y tratamiento

Definición

Dislipidemia es la alteración de los niveles de lípidos en la sangre. Los lípidos son un conjunto de moléculas que circulan en la sangre, dentro de las que se encuentran el colesterol total, el colesterol LDL, el colesterol HDL y los triglicéridos. Los cambios más frecuentes son un aumento del colesterol total, del colesterol LDL y de los triglicéridos, sumado a una disminución del colesterol HDL, se conoce también como colesterol "bueno" ya que es un tipo de grasa que ayuda a eliminar el colesterol de la sangre.


Ver menos
Ver más

Causas

La dislipidemia se divide en dos grandes grupos. El primero reúne las dislipidemias hereditarias originadas por alteraciones en los genes que interfieren con la capacidad del organismo para absorber y eliminar las grasas; estas causas son no modificables. El segundo grupo reúne las dislipidemias que surgen en el transcurso de la vida, están relacionadas con el estilo de vida y, por lo tanto, sus causas son modificables (y evitables).

Dentro de estas se incluyen:

1.Estilo de vida no saludable:

  • Alimentación rica en grasas, carbohidratos y azúcares. Bajo consumo de frutas, verduras y fibra. Consumo de tabaco, alcohol y otras drogas psicoactivas. Escasa realización de actividad física.


2. Medicamentos:

  • Se ha evidenciado que las personas que toman medicamentos como Corticoides, Diuréticos, Beta-Bloqueadores y Anticonceptivos orales tienen mayor riesgo de desarrollar dislipidemia


3. Enfermedades:

  • El hipotiroidismo, la obesidad, la diabetes mellitus tipo 2 y la falla renal se asocian a dislipidemia.


Ver menos
Ver más

Signos y síntomas

En los casos severos y de origen hereditario pueden observarse cambios en la piel como acumulación de grasa en codos, manos, glúteos, rodillas, pies, tendones y hasta en los párpados. Estos depósitos se ven como pequeñas elevaciones en la piel de color amarillo, bordes definidos y un tamaño entre 1 y 5 centímetros que no causan dolor. Otro de los signos es un anillo grisáceo en el ojo, alrededor de la córnea, característico de la enfermedad (arco corneal).

La dislipidemia es una entidad con escasas manifestaciones, excepto cuando los niveles lipídicos están demasiado elevados, cuando la elevación permanece durante mucho tiempo y cuando el aumento contribuye al desarrollo de otras enfermedades como patologías del corazón, de los vasos sanguíneos, diabetes, etc.


Ver menos
Ver más

Clasificación

La dislipidemia se clasifica de acuerdo a los cambios observados en las concentraciones de los lípidos. Pueden verse, entonces, dislipidemias con incremento de los niveles de colesterol (hipercolesterolemia pura), dislipidemias con incremento de las concentraciones de triglicéridos (hipertrigliceridemia pura), o dislipidemias con incremento de ambos (dislipidemia mixta).


Ver menos
Ver más

Diagnostico

Se diagnostica a partir de la toma de exámenes de rutina que pueden o no hacer parte del seguimiento de enfermedades y factores asociados a dislipidemia (por ejemplo, seguimiento de una persona obesa). También se realiza en pacientes con riesgo aumentado de enfermedades cardiacas en etapas tempranas de la vida.

El diagnóstico se hace por medio de un examen de sangre en ayunas, conocido como perfil lipídico, que mide las concentraciones de colesterol total, LDL, HDL y triglicéridos. Cuando los niveles de colesterol total están por encima de 200 mg/dl, los de colesterol LDL por encima de 110 mg/dl, los de triglicéridos por encima de 150 mg/dl y los de colesterol HDL por debajo de 60 mg/dl, se considera que la persona tiene los lípidos alterados y debe actuar inmediatamente para retornarlos a la normalidad antes de que se conviertan en una amenaza para sus salud.

El perfil lipídico se debe realizar con una periodicidad que depende de la edad del paciente para detectar variaciones antes de que la enfermedad se manifieste o empeore. Se recomienda realizar el perfil lipídico con la siguiente regularidad:

  • Niños menores de dos años de edad con antecedente familiar de dislipidemia o enfermedades del corazón a temprana edad, o con factores de riesgo como sobrepeso u obesidad, resistencia a la insulina, o sin información familiar disponible: Cada tres a cinco años.
  • Mayores de 20 años de edad: Cada cinco años.
  • Hombres entre 45 y 65 años de edad y mujeres entre 55 y 65 años de edad sin riesgo de enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos: Cada uno o dos años.
  • Mayores de 65 años de edad: Cada año.
  • Personas diabéticas: Cada año.


Ver menos
Ver más

Tratamiento

El tratamiento de la dislipidemia está enfocado en reducir los niveles de lípidos en la sangre y, por consiguiente, el riesgo de enfermedades más graves y complicadas. El tratamiento puede o no incluir fármacos, pero siempre debe involucrar cambios en el estilo de vida que incluyan no consumir tabaco, alcohol u otras drogas psicoactivas, comer balanceadamente, hacer actividad física y mantener un peso adecuado.

En cuanto a la alimentación, haga énfasis en:

  • Consumo de frutas y vegetales (por lo menos cinco porciones al día).
  • Consumo de legumbres, nueces, cereales, pan y pescado (por lo menos dos o tres porciones de pescado a la semana).
  • Limitar el consumo de bebidas carbonatadas, como gaseosas.
  • Reducir el consumo de sal a menos de cinco gramos al día (tips: use poca sal al cocinar, no ponga salero en el comedor y prefiera comidas frescas o congeladas sin sal).

En cuanto a la actividad física, se recomienda realizar durante 30 minutos al día, cuatro a seis veces por semana, ejercicios aeróbicos como caminar, montar en bicicleta, nadar y hacer deporte. La rutina debe incluir estiramiento y fortalecimiento muscular mínimo dos veces por semana.

Cuando las anteriores medidas fallan, el manejo farmacológico se convierte en la línea de tratamiento. Los medicamentos serán seleccionados por el médico de acuerdo a los resultados del perfil lipídico.

Una vez iniciados estos, se realizarán controles con perfil lipídico cada seis semanas hasta lograr las metas deseadas y, posteriormente, cada seis meses a un año de acuerdo al criterio del especialista.


Ver menos
Ver más

Prevención

La mejor forma de prevenir la dislipidemia es llevando una vida saludable con todo lo que esto implica (no fumar, comer balanceadamente, hacer actividad física, etc.). Del mismo modo, es importante realizarse el perfil lipídico en los momentos señalados para que, en caso de alteraciones, estas sean detectadas a tiempo.


Ver menos
Ver más

Bibliografía

Jellinger, P.S. et al. American Association of Clinical Endocrinologists’ Guidelines for Management of Dyslipidemia and Prevention of Atherosclerosis. AACE Lipid and Atherosclerosis Guidelines, Endor Pract. 2012; 18 (Suppl1).

Reiner, Z. et al. European Society of Cardiology (ESC) and the European Atherosclerosis Society (EAS) Guidelines for the management of dyslipidemias. European Heart Journal (2011) 32, 1769-1818.

Segundo Consenso Nacional sobre Detección, Evaluación y Tratamiento de las Dislipoproteinemias en Adultos. Revista Colombiana de Cardiologia. Junio 2005, volumen 11, suplemento 2.



Ver menos
Ver más

Infografías

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.