epilepsia-mobile.png
Neurología Mentales

Conoce todo sobre

Epilepsia

Comparte

Al menos, una de cada 50 personas ha presentado una convulsión en el transcurso de la vida. El hecho de que se presente una convulsión aislada no significa que el paciente sufra de epilepsia, sin embargo, si esta se repite o cambia en sus características, es posible que la persona sufra la enfermedad.

La epilepsia es un trastorno del cerebro en el cual las neuronas envían señales erróneas, lo que hace que se presenten convulsiones recurrentes. La epilepsia puede ser peligrosa porque afecta emocionalmente al paciente incrementado el riego de baja autoestima y depresión. Además, las convulsiones pueden presentarse en cualquier momento, sin previo aviso, poniendo en riesgo la vida de la persona, especialmente cuando se realizan actividades que requieren estar alerta, como por ejemplo,  conducir o manejar maquinaria pesada.

Causas y tratamiento

Causas

La epilepsia es producto de alteraciones en el funcionamiento neuronal, pero, al menos en la mitad de los casos, no es posible identificar una causa específica. Esta puede deberse a diversos factores:

  • Predisposición genética:algunos tipos de epilepsia se asocian a defectos en genes específicos y se presentan en varias generaciones de una misma familia.
  • Trauma cráneo encefálico: un fuerte golpe en la cabeza puede llevar a alteraciones físicas del cerebro que generen la enfermedad.
  • Eventos cardiovasculares: un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular pueden llevar, por fallas en el suministro de oxígeno, a producir lesiones irreversibles en el cerebro.
  • Enfermedades infecciosas como el SIDA, la meningitis y la encefalitis.
  • Enfermedades degenerativas del sistema nervioso contribuyen al desarrollo de epilepsia en adultos mayores.


Ver menos
Ver más

Signos y síntomas

Puede sospecharse que una persona sufre de epilepsia si presenta alguno o varios de los siguientes síntomas:

  • Lagunas o periodos de ausencia y confusión.
  • Movimientos incontrolables de las extremidades.
  • Pérdida de la conciencia seguida de fatiga excesiva.
  • Sonidos raros o dificultad para hablar.
  • Percepción distorsionada de la realidad.
  • Sentimientos inexplicables de temor y ansiedad.


Ver menos
Ver más

Tratamiento

Siempre es necesario realizar un estudio detallado a las personas que presentan al menos una convulsión, para decidir el mejor tratamiento. En los pacientes con epilepsia diagnosticada, el tratamiento continuo con anticonvulsivantes permite continuar con una vida libre de episodios de epilepsia. Solamente en casos muy graves, es necesario recurrir a intervención quirúrgica.

  • Medicamentos: requieren ser tomados tal como el especialista los prescribe, es decir, en la presentación, frecuencia y cantidad indicadas; cualquier cambio o evento adverso que se presente debe consultarse inmediatamente con el médico tratante. El paciente no debe automedicarse ni cambiar la frecuencia y cantidades que ha recomendado el especialista. Entre los fármacos recomendados para el tratamiento de la epilepsia se encuentran Fenobarbital, Pentobarbital, Primidona, Diazepam, Lorazepam, Nitrazepam, Clonazepam, Fenitoina, Carbamazepina, Etosuximida, Parametodiona, Trimetadiona, Acetazolamida, Topiramato, Gabapentin, Falbamato y Ácido Valpróico. Algunos de estos pueden ocasionar efectos secundarios relacionados con una disminución de la capacidad para atender y dificultades en el aprendizaje.
  • Farmacogenética: Debido a la variación de la respuesta a los medicamentos, actualmente es posible precisar aun mas el tratamiento de pacientes con este tipo de enfermedades a través del análisis genético de cada paciente. Gracias a ello facilita la selección de entre las distintas alternativas farmacológicas, orienta a la dosificación más adecuada para cada paciente y anticipa información sobre posibles efectos no deseados. Los medicamentos que se analizan representan un alto porcentaje de los fármacos más utilizados para el tratamiento de enfermedades como depresión, esquizofrenia, trastorno bipolar, trastorno obsesivo-compulsivo, ansiedad, epilepsia, TDAH, entre otros.
  • La cirugía: es más común en epilepsias focales, en las cuales, mediante los resultados obtenidos de diferentes exámenes, se logra identificar el punto exacto de la lesión y se puede intervenir sin afectar funciones importantes del cerebro.
  • Terapias: como la estimulación del nervio vago y dietas especiales, en las que se aumenta la ingesta de grasas y disminuye la de carbohidratos, pueden llevar a una reducción importante de los episodios convulsivos. Esta dieta es muy estricta y requiere de la vigilancia permanente del especialista.


Ver menos
Ver más

Tipos de epilepsia

Las convulsiones pueden clasificarse en dos grandes familias, dependiendo del lugar en el cual inicia la actividad anormal del cerebro; estas pueden ser:


1.Convulsiones focales, que inician en una parte específica y localizada del cerebro. Pueden ser simples, en las que se afectan las sensaciones, las  percepciones y pueden darse movimientos involuntarios; o complejas que involucran pérdida del conocimiento.


2. Convulsiones generalizadas, en cuyo origen se involucra todo el cerebro. Las convulsiones generalizadas a su vez se subdividen en seis tipologías diferentes:

  • Convulsiones de ausencia o de “pequeño mal”: que inician con movimientos súbitos del cuerpo y presentan pérdidas breves de la conciencia.
  • Convulsiones clónicas: con movimiento rítmico e involuntario de los músculos.
  • Convulsiones tónicas: caracterizadas por la rigidez muscular.
  • Convulsiones atónicas: en la que los músculos pierden el tono y la persona cae súbitamente al suelo.
  • Convulsiones tónico-clónicas o de “gran mal”: son las más severas e intensas, en ellas la persona pierde la conciencia, el cuerpo se pone rígido y se sacude involuntariamente, se pierde el control de los esfínteres e incluso puede llevar a que el paciente se muerda violentamente la lengua.


Ver menos
Ver más

Prevención

El usar medios adecuados de protección cuando se conduce o se practica algunos deportes, evita que se sufran traumas de cabeza que son la causa de algunos casos de epilepsia. De igual modo, el control oportuno de enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas es útil en la prevención de la epilepsia.

Se recomienda visitar al médico.


Ver menos
Ver más

Bibliografía

1. Epilepsy Foundation. La verdad sobre la epilepsia. http://www.epilepsyfoundation.org/living/upload/EFA319.pdf. Recuperado en mayo 4 de 2011.
2. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. Crisis epilépticas: Esperanza en la investigación. http://www.ninds.nih.gov/disorders/epilepsy/detail_epilepsy.htm. Recuperado en mayo 4 de 2011.
3. Bortz JJ. Neuropsychiatric and memory issues in epilepsy. Mayo Clin Proc. 2003 Jun; 78 (6): 781-7.
4. Mayo Clinic. Epilepsy. http://www.mayoclinic.com/health/epilepsy/DS00342. Recuperado el 26 de mayo de 2011.


Ver menos
Ver más
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.